3 etapas clave al producir vídeo en streaming

Escrito por el 18 enero, 2018

En el artículo de hoy os explicamos las 3 etapas clave a tener en cuenta al producir vídeo en streaming, para conseguir que el resultado sea el más optimo.

Aparte de que la plataforma o herramienta que escojamos cumpla con nuestras expectativas a nivel técnico, es necesario planificar y organizar el “pre”, el “durante” y el “post” producción, para cumplir también nuestros objetivos a nivel de distribución y difusión.

  • Antes de la retransmisión, debemos organizar la producción (crear el guión de la emisión, identificar los puntos donde se obtienen las mejores imágenes, coordinar posibles entrevistas), preparar la infraestructura (hacer un checklist y cumplirlo, comprobar la conectividad para conseguir la calidad óptima, preparar los equipos para la transmisión -micrófonos, trípode, baterías externas-), considerar los aspectos legales (derechos de autor y protección de datos, privacidad, etc.), definir la difusión de la retransmisión (diseñar la estrategia en redes sociales, preparar la estrategia de contenidos), y decidir si se monetiza la retransmisión (pay-per-view, vender los derechos de la emisión, insertar publicidad, impulsar donaciones, proponer suscripciones, etc.).
  • Durante la retransmisión, es muy importante conectar con los espectadores (generar engagement siendo cercanos, transmitiendo emociones e involucrando a los espectadores a que participen), difundir el evento siguiendo una estrategia en redes sociales (igual que antes de la retransmisión, las publicaciones deben tener llamadas a la acción, hashtags especiales para el evento, etiquetar a todos los implicados, compartir los links donde se podrá visualizar la retransmisión), decidir si se implementan campañas de pago (para llegar a más audiencia), captar contenido de buena calidad (teniendo en cuenta los tipos de planos y cómo utilizarlos, grabando en horizontal para que el formato se adapte luego mejor en el ordenador, evitar el uso excesivo de zoom y los movimientos bruscos con la cámara, utilizar un trípode – si es posible- para obtener una imagen estable, revisar el contenido generado una vez finalizada la grabación) y poner títulos o bookmarks a los puntos de interés de la retransmisión, para facilitar el visionado a los espectadores.
  • Después de la retransmisión, llega el momento de medir el impacto (consultando las herramientas de analítica pertinentes que nos indican visualizaciones, tiempo de visionado, reacciones, tasa de finalización, etc.) para realizar un informe que cuantifique el éxito de la retransmisión y así podamos supervisar y validar la estrategia de marketing aplicada.

Watchity

Editor

HAZTE MIEMBRO

Recibe nuestro newsletter para estar al tanto de las últimas publicaciones